Como tu profesional de la salud, queremos asegurarnos de que tengáis un verano increíble sin preocupaciones mientras disfrutáis del sol y las actividades al aire libre. Pero sabemos que usar lentes de contacto en esta época puede generar algunos desafíos.

¡No os preocupéis, estamos  aquí para ayudaros a enfrentarlos con éxito!

¿Sienes los ojos secos y te molesta?

El calor y la radiación solar pueden hacer que nuestras lágrimas se evaporen más rápido, provocando sequedad y molestias en los ojos. Para combatir esto, os recomendamos beber mucha agua y usar lágrima artificial para los ojos, así nos aseguramos de mantener la hidratación en los ojos.

¿Sabías que en verano el riesgo de infecciones aumenta?

Con tantos chapuzones en piscinas y el agua salada del mar, hay un mayor riesgo de infecciones oculares. Para protegeros, os sugerimos evitar nadar con lentes de contacto o usar gafas de buceo para mantener el agua lejos de los ojos.

¿Notas que tus lentes se ensucian más y vas incómodx?

En verano se genera una mayor acumulación de proteínas y residuos. El polvo y la arena pueden adherirse a las lentes de contacto. Para evitar esto, es importante limpiar y desinfectar vuestras lentes siguiendo las instrucciones del fabricante y cambiarlas de acuerdo a las indicaciones del óptico-optometrista.

¿Sientes tus ojos irritados, más rojos?

El viento, pasar muchas horas al aire libre, el sol y el humo de barbacoa pueden irritar nuestros ojos, especialmente si llevamos lentes de contacto. Para protegerlos, os aconsejamos usar gafas de sol para mantener el viento y las partículas irritantes lejos de los ojos.

El kit de imprescindibles para lentes de contacto este verano: gafas de sol, gafas de buceo o natación e hidratación.

¿En verano no te acuerdas de usar tu lágrima artificial?

Durante actividades acuáticas o deportes, hay más probabilidades de perder o dañar las lentes de contacto. Si no queréis que una situación así os arruine las vacaciones, llevad siempre un estuche y un par de lentes extra con vosotros, ¡nunca se sabe cuándo pueden ser útiles!

Recordad que vuestra seguridad ocular es lo más importante, por lo que siempre podéis pasar por la óptica, llamarnos o escribirnos por whatsapp para resolver cualquier duda que tengáis. Disfrutad del verano al máximo con vuestras lentes de contacto, ¡pero aseguraos de cuidar bien de vuestros ojos también!

Y recuerda, ¡vive cada instante con una mirada llena de vida!