Niños niñas miopes

Queridas madres y padres, si la miopía ha llegado a tu familia este post te interesa. Ya te adelantamos que no te apures, que ¡todo tiene solución en esta vida! 😉

 

Según los expertos, la miopía es una condición hereditaria que se presenta cuando el ojo no es lo suficientemente poderoso para enfocar la luz en la retina. Sin embargo, hay algunos factores ambientales, como el tiempo dedicado a trabajar en pantallas o la falta de actividad al aire libre, que también pueden contribuir a que una persona desarrolle miopía.

Consejos para los padres de un niño miope.

  1. Protégelo contra la luz azul: La luz azul emitida por las pantallas puede dañar la retina y acelerar la miopía en los niños. Por eso, es importante que los niños usen lentes con protección contra la luz azul o que descansen sus ojos cada 20-30 minutos mientras usan dispositivos. Acuérdate de la regla del 20/20/20: descansa 20 segundos, cada 20 minutos mirando de lejos. De esta forma evitaremos que acumule fatiga ocular.
  2. Potencia las actividades al aire libre: Alentar a los niños a participar en actividades al aire libre, como jugar al fútbol o ir en bicicleta, puede ayudar a prevenir la miopía.
  3. Evita que haga tareas prolongadas cerca de la pantalla: la lectura o el uso de juegos electrónicos no son el mejor aliado, sobre todo antes de dormir.
  4. Lleva un control regular con un especialista: Es importante llevar al niño miope a un control ocular regular para evaluar la progresión de su miopía y ajustar sus lentes o gafas en caso de ser necesario.regla para relajar la visión

 

Desgraciadamente la miopía no se corrige una sola vez y ya está. Esta patología crece con el desarrollo del niño. En algunos casos queda en valores aceptables, pero en otros, crece de forma desproporcionada obligando al usuario a usar gafas muy gruesas y exponiéndolo a tener enfermedades oculares graves derivadas de su alta graduación, o también llamada miopía magna.

Si tú o tu pareja sois miopes, tenlo en cuenta y lleva un seguimiento, aunque de momento tu hijo no tenga. Y si la miopía ya ha llegado a tu casa, no la subestimes. Lo que vas a invertir en visitas al especialista y soluciones ahora va a ser un regalo para el futuro de tus pequeños.

Somos especialistas en control de miopía y cuidamos de tus hijos igual que de los nuestros.

Puedes consultarnos sin ningún tipo de compromiso cualquier duda que tengas.